Álvaro de Arriba ganó el bronce en una final de 800 metros de muchos empujones. El español alcanzó la meta con un tiempo de 1:49.68, por detrás del polaco Kszczot, gran favorito, y el danés Bube. Daniel Andújar fue cuarto y Kevin López, que había tirado en los primeros metros, acabó sexto y último con 1:54.17. Es la primera medalla internacional absoluta para el salmantino, una de las revelaciones del último año en el mediofondo nacional.

Era la primera vez que había tres españoles en una final europea de 800. Sin embargo, el polaco Adam Kszcot hizo valer su favoritismo, Bube se distanció por la segunda plaza y Arriba, Andújar y el holandés Kuipers mantuvieron una muy cerrada lucha por el tercer puesto del podio en la que no faltaron empujones hasta que Arriba se hizo claramente con la plaza y la mantuvo durante la recta final.

Fuente: Marca.com